dimarts, 18 de setembre de 2012

Bako National Park - - Borneo


Segundo dia en Borneo.Nos despertamos en Kuching, son  las ocho de la mañana y ya estamos esperando el bus, el olor a pescado no muy fresco.. nos revela que estamos cerca de un mercado donde venden de todo un poco, artesania, comida, hierros, muebles, especias...

 Tomamos el bus hasta el parque nacional de Bako. Tardamos una hora, por una buena carretera, vamos siguiendo el rio Sarawak, lo cruzamos, y empezamos a meternos de lleno en la densa selva.

Llegamos a Kampung Bako, la barriada de pescadores desde donde salen las barcas para ir a Bako, ya que solo se puede llegar al parque por vía marítima. Pagamos la entrada y la barca, nos topamos con dos hermanas de mediana edad, barcelonesas y compartimos barca con ellas. Nos cuentan que es el tercer viaje a Borneo, este dedicado a la parte malaya. No tienen ninguna ruta fija, van haciendo sobre la marcha...nos caen muy bien!






La llegada al parque de Bako es espectacular, rodeados de escarpados acantilados y rocas llenas de vegetación, atracamos en una playa donde desemboca un río y que da lugar a unas marismas llenas de nenúfares y demás plantas acuáticas. Tenemos suerte: la marea está alta y no tenemos de mojarnos para desembarcar!






 Vamos al centro de visitantes, nos registramos, pedimos mapas y nos informamos acerca de que rutas se pueden hacer con las 4-5 horas que tenemos hasta que no venga a buscar la barca de vuelta.



Hacemos la ruta Teluk Paku hasta una playita, el sendero es de 800 m (solo ida), cruzamos marismas, nos adentramos en la selva y empiezan las escaleras para sortear árboles immensos, raíces...no termina nunca!! Llegamos a la playa!! ¡Qué preciosidad! Estamos casi solos...









A la vuelta nos encontramos una familia de macacos de cola larga a la carrera..





Los perseguimos en plan paparazzis...





Volvemos y cambiamos de ruta para ir a ver las vistas de todo el parque desde arriba de la montaña. Hacemos el sendero Teluk Delima...esté consta de subir la montaña a lo bestia, escaleras arriba sin parar...solo son 400 m de sendero - escaleras, ¡¡sólo!!. Encima las vistas desde arriba no nos terminan de convencer... el calor...ni hablamos del calor que sentimos. Pero ya se sabe en los viajes haces todo lo que no harías nunca en tu país..


 Anna se da un baño...





 Finalmente hacemos el último sendero selva para adentro a ver otro mirador del parque, desde donde se ve todo el parque y la playa..


Cansados pero felices volvemos hacia el embarcadero y volvemos a Kuching, a hacer la siesta, no hace falta poner el despertador, ya nos despierta la lluvia. Cuando amaina salimos a dar una vuelta por un centro comercial, cenar y ver la puesta de sol. 



Mañana dejamos Borneo(ooohhh!!) y nos vamos a las Perhentians!!! (ueeeee!!!)